Statement

Para ordenar el espacio sigo un método usual de la abstracción geométrica: empleo elementos primarios como base que luego articulo. Segmento el plano en cuadrados; así organizo el color dispuesto.

En las formas escultóricas hago evolución desde el punto visual hasta la circunferencia. En las pinturas el campo de color es el que conforma el plano ya dividido y ordenado.

Reconozco en mi obra una representación frontal donde el sentido de bidimensionalidad queda acentuado; incluso en las obras tridimensionales, las cuales proyecto siempre a partir de un único punto en el espacio.

He practicado métodos creativos de precisa organización geométrica, lo mismo que otros de exclusivo desempeño aleatorio. Los he unido en un mismo resultado, quedando el impulso contenido y los límites imprecisos.

Para aprender a modificar el espacio y el color he releído en la tradición artística y he recreado sus representaciones… ahondar en el color, reproducir el movimiento.

He trabajado con las formas puras en piezas abstractas donde ninguna de ellas está en jerarquía sobre las otras. Su relación es la verdadera célula de la obra visual.

Como elemento de conexión entre obra pictórica y escultórica he trabajado sobre los marcos. Porción sobre la cual acomodo una organización del plano como subconjunto del espacio. Porción que no subordino al lienzo que contiene.

Mi trabajo con el color no busca su representación solo como forma pura. La textura, el espacio segmentado y la intensidad de luz generan también el movimiento cromático de mis piezas.

El dibujo figurativo lo empleo como una técnica más elaborada de organizar el espacio. Las manchas o patrones aleatorios de color las ubico en vías primigenias de representación.

He presentado, desde un compendio cromático, una revisión de la pintura cubana. Busco el vínculo con la tradición para construir mi obra en renovación.

Explicito en mi obra cuanto deben mis búsquedas formales a mis contextos. Pero el color y el espacio no son meros instrumentos de discurso.

Me impongo siempre un cambio en el proceso creativo. Centro la significación de la obra más en el proceso que en su discurso intelectivo. Saber cómo modificar los elementos de la obra según un proceso específico es mi interés primero.

Roger Toledo, marzo 2016.