Análisis

Son estas pinturas una ilustración razonada de cómo se construyen relaciones entre los dos generadores de los espacios físico y discursivo de la obra: lo instintivo y lo racional. Roger produce pinturas abstractas en las que explora soluciones para representar lo espontáneo y accidental (a través de la mancha o el dripping) a la vez que trazos que moldean las formas. La integración entre estos dos métodos de representación, que habitualmente encontramos disimuladas en una imagen pictórica, hace de cada pieza un mapa de tensiones y ligaduras. A través de todo el conjunto, intenta mostrar relaciones con una amplia gama de complejidades en su realización, siendo la serie Dado Sierpinski el resultado más acabado, y la que, además, presenta la forma del cuadrado como generador de orden en su pintura.

Páginas